Emancipar

Por una EDUCACIÓN popular en POLÍTICA

La construcción y el uso del enemigo interno

enemigo interior

La construcción del enemigo absoluto, quien encarna la causa de todos los males, propicia la representación de la imagen del Otro como un “objeto” desligado de su humanidad. De allí que su eliminación o maltrato sea justificado en función de proteger el ‘nosotros’ (Martín- Baró, 2003), sin experimentar culpa y sin establecer límites morales frente a este tratamiento (Angarita Cañas, et.al, 2015; Fernández, 2006). En contextos de conflictos violentos se construye también una interpretación paranoide de la realidad, en la que ese “otro” es leído con prevención y miedo. Y en las que se borra la empatía hacia quien deviene enemigo (Lozada 2004; Martín-Baró, 1989, 2003).

El «otro» es considerado como una amenaza, es mostrado como un no-civilizado al que debemos «domesticar». Por lo tanto, si resiste, se debe señalar como el enemigo de los valores hegemónicos. Al enemigo hay que aniquilarlo psicológicamente o físicamente. Se convence a la población de que todo aquel que sea diferente a la norma establecida no tiene derecho a existir. La técnica: crear un discurso, una narrativa y repetirlas las veces que sea posible hasta que sea una realidad. Propaganda aplicada con éxito por J. Goebbels, el jefe de campaña de A. Hitler.

Esta selección de tweets, nos anuncia: la izquierda = comunismo y comunista = narcotraficante, guerrillero, terrorista. Así es como se debe eliminar con urgencia a la izquierda o seremos como Cuba, Venezuela… aniquilar a todos (as/es), los (as/es) que no estén de acuerdo con el establecimiento, con el pensamiento hegemónico.

Representantes políticos y militares anti-izquierda, anti-comunismo

Los «expertos» predicando el «buen discurso»

Embajador de EE,UU en Salvador

Senador del Centro Democrático

Y los militares ven al otro como él ¡enemigo!

General Osiris Villegas, 1964

“El comunismo acciona insidiosamente y con relativa impunidad para impedir la formación de un bloque opuesto homogéneo […] trata sistemáticamente de socavar los cimientos de las organizaciones supranacionales de Occidente y de las estructuras políticas, sociales, económicas, de las naciones que la componen. La guerra ya se desarrolla dentro de nuestras fronteras. Sus peligros son tan graves para la seguridad nacional como los de la guerra clásica […]. En definitiva, la destrucción de la nación, de la patria es el objetivo de este mortal enemigo.”

El adoctrinamiento militar.

Aplicar el uso del enemigo

Fabricar «fake news»

Acto 1: transformar la realidad. Un ejemplo, a partir de una foto distorsionar el mensaje, mentir, señalar, acusar.

foto real

foto montaje

Acto 2: Difundir las fake news en las redes sociales, acomodar la realidad a su gusto

En primer lugar podemos citar a Lafurie, el comparte un twitt de un fotomontaje. Él acomoda la realidad a la mentira, un tuit que es replicado por miles de seguidores del partido Centro Democrático. Ciertos periodistas salen a desmentir.

Presidente de Fedegan
Directora de Noticias Uno

Otro ejemplo, para desacreditar al periodista Nicholas Casey, quien ha publicado varios artículos que no se acomodan al «gusto» del partido Centro Democrático, la senadora M. Cabal comparte una foto en donde aparece otro periodista. Ella acusa a Nicholas Casey de ser pagado por las FARC, hecho desmentido por algunos medios.

Foto : El Espectador, 2019

Las palabras para construir el enemigo

«Los muchos grupos neo paramilitares que aparecieron después de la desmovilización oficial de las AUC — puede leerse: «Papás cuiden a sus hijos […]. Se acabaron los estudiantes comunistas, homosexuales, ratas y violadores» (Shaw y Albarracín, 2014, marzo 2)».

De esta forma, las palabras, términos, adjetivos: el ser comunistas, homosexuales, ratas-ladrones- y violadores son la representación del mal. Es el «otro» el que piensa y se comporta diferente, es el enemigo que amenaza la estabilidad y la paz social.

Un ciudadano
Un representante político
ex-concejal de Bogotá

De las palabras al acto

«Demonizar a ese otro es mostrarlos como disidentes morales y políticos, únicos responsables del desorden social y la violencia del país. Es así como se unen, en el discurso, el micronivel y el macronivel del orden social» (Van Dijk, 1999, p. 25). Un proceso por el cual, «mediante la demonización de un sector de la población, una sociedad alcanza un sentido de su propia cohesión» (Laclau, 2005, p. 94).

De esta forma operan las figuras del miedo, como fundamento de la unidad y la homogeneidad social. Es así como convierten al otro en el enemigo y terminan aceptando su destrucción.

Líderes sociales, ambientales, oposición política, militantes de izquierda, son asesinados

Asesinatos extrajudiciales, masacres, genocidio. Excombatientes que le apostaron a la paz y fueron asesinados.

Minimizar y negar. El otro como enemigo

Los miembros del gobierno minimizan, niega, culpan a otros, crean el desinterés. Es así como los asesinatos extrajudiciales se convierten en “líos de faldas” como dijo un ministro de defensa. O pueden ser considerados, como dijo recientemente el «comisionado de paz»: «masacres entre bandas de narcotraficantes». Es decir, es algo sin importancia, son simples delincuentes. Podemos volver a nuestros deberes sin reclamar justicia.

ministro de defensa
consejero

Los miembros de las FARC firmaron un acuerdo de paz, hoy son un partido político. Ser de izquierda, comunista, progresista, pensar diferente es un derecho democrático, eliminarlos, aniquilarlos, estigmatizarlos e imponer un pensamiento único, es digno de los Estados totalitarios.

Un análisis de las imágenes para descodificar el mensaje del uso del enemigo

  • El discurso anticomunista de los políticos se convierte en la base de la seguridad nacional (cf. DSN), es importante porque hay que inventar un enemigo, un «lobo malo» para crear el miedo. Los comunistas son los enemigos intransigentes, es el mismo discurso que ha sostenido los Estados Unidos, ellos son los grandes expertos del temor rojo. La amalgama izquierda = enemigo interno y el rol fundamental de los militares como «héroes» y defensores de la «seguridad nacional».
  • Podemos ver que los militares no se esconden para dar sus opiniones, no hay o no existe un deber de reserva, pueden exponer sus pensamientos a plena luz del día creando en el imaginario el «héroe» ellos, el «enemigo«, los otros. Esta auto-justificación ha permitido el gran número de abusos del ejército.
  • A través de las palabras se termina, prácticamente, por un llamado al asesinato, a la pena de muerte.
  • El Estado/gobiernos de turno, no están interesados en conocer la verdad, al contrario, abren la puerta a la impunidad con la narrativa el asesinado es un «buen muerto», como sin en Colombia existiera la pena de muerte.
  • La estrategia, que no es nueva, es acusar a otro Estado de todos los males y la proximidad de Venezuela se convierte en una bendición, es el espantapájaros del terror. El tema del castro-chavismo fue empleado abundantemente durante el referendo de la paz y en las elecciones, como EE. UU. utiliza el discurso de Rusia o China.
  • Lafaurie / Cabal : el maquiavelismo, la utilización de fake news, el fin justifica los medios, el todo vale, mentir es un “deber”.

Para ir más allá en la comprensión de estos discursos, fakes o intoxicaciones informativas, es necesario retroceder un poco en el tiempo para encontrar los orígenes y la estrategia que han utilizado para justificar la aniquilación de las demandas sociales de gran parte de la población y en particular de las comunidades rurales, las más vulnerables a la violencia.

(ir el Enemigo Interno, articulo 1 de 6 )