Emancipar

Por una EDUCACIÓN popular en POLÍTICA

Feminismo diverso

Hacia el feminismo comunitario e interseccional, otra visión desde la diversidad

Vivimos en un mundo pluridiverso en el cual hay millones de pensamientos individuales inmersos en casi la misma cantidad de comunidades en las cuales los grupos de personas comparten ancestralidad, memoria, cultura e historia. Es la  pertenencia a un territorio lo que hace que esa comunidad, de una manera orgánica, fluya y converja en ideas, se arraigue y comparta en su colectivo las mismas dificultades, retos, aciertos y desaciertos buscando el bienestar y el buen vivir para todos.

Rompiendo barreras

Hasta hace unos pocos días se abrió en Colombia el debate sobre el feminismo y su diversidad. Y gracias a ello se comenzaron a romper las barreras que el feminismo hegemónico ha impuesto y que estaban impidiendo avanzar en un diálogo a partir de la interseccionalidad. Es decir, el de dar visibilidad y voz a las mujeres en sus territorios desde su visión no solo de mujer sino desde lo rural, étnico y campesino.

El feminismo y su diversidad

Porque es la lucha por la igualdad y por deconstruir y descolonizar los estándares del sistema patriarcal que nos han influenciado por siglos en nuestro entorno social. También han sido y son las batallas que se libran en cada rincón del país, incluyendo la de erradicar la violencia armada y la corrupción, las cuales – en muchos territorios- han sido generadoras y han potenciado las distintas manifestaciones de violencia hacia la mujer.

Lo comunitario

El Feminismo Comunitario plantea construir comunidad teniendo en cuenta que para ello debe incluirse al hombre como parte complementaria y fundamental de esa apuesta, pues todos dentro de las comunidades sufren la opresión del sistema patriarcal. Y mucho más en Colombia en donde la violencia ha permanecido en los territorios por décadas persiguiendo sin distinción a indígenas, negros y campesinos (sin importar el género). Es toda la comunidad la que es desplazada, despojada, violentada, martirizada, discriminada, señalada. Los hombres son asesinados y las mujeres convertidas en botines e instrumentos de guerra, en el peor de los escenarios.

Comunidades desplazadas
Comunidades llorando sus muertos

Diálogos hacia la interseccionalidad

Por consiguiente, es de vital importancia la apertura que se le ha dado al diálogo y debate sobre el feminismo, incluyendo la interseccionalidad. Porque no es lo mismo la lucha de una mujer por la igualdad y los derechos en lo urbano, con una carrera profesional, una situación socioeconómica “estable”o en ascenso al techo de cristal, a la lucha de las mujeres que viven y trabajan por y desde los territorios.

El techo de cristal, el ascenso al poder

La lucha de la mujer en los territorios está marcada -en la historia del país- por la necesidad de solucionar para sus comunidades el acceso a la educación, servicios de primera necesidad, vivienda digna, a la tierra, etc. En resumen, es todo aquello que pueda dignificar la vida de no solo la mujer sino también la de su entorno familiar (incluido el hombre) y el de la comunidad. Para ellas la prioridad es la lucha contra el hambre, la pobreza y la exclusión social; el problema principal no es el hombre, es el sistema y su violencia estructural que les impide avanzar, construir la comunidad y vivir en un país con equidad y en paz.

Mujeres que luchan por el territorio
La violación de los derechos humanos a la comunidad

De la sororiedad a la unión solidaria

Por lo tanto, el abrir diferentes canales de comunicación para que ellas puedan expresarse es un camino asertivo para ir hacia la interseccionalidad. De igual manera, estos diálogos permiten que las mujeres de los territorios sean escuchadas, no sea olvidadas, ni regaladas a un rol secundario en el feminismo. Es el vínculo solidario de lo urbano con lo rural, porque ambos deben unirse desde la empatía y la hermandad en un solo grupo que lucha por el bienestar y el buen vivir de la ciudadanía, independiente de su género.

Diálogos para un feminismo interseccional, comunitario, e incluyente

Puede que te hayas perdido

8 minutos de lectura
11 minutos de lectura
6 minutos de lectura
9 minutos de lectura